Saltar al contenido
Menú

Doctors

Dr. Chad Robertson

Justo a las afueras de Saratoga Springs está el pueblo hermoso de Greenwich, Nueva York, que el Dr. Chad Robertson llama su hogar. Cuando era joven, el Dr. Chad conoció al Dr. Dean Estramonte, ¡porque el Dr. Dean era su quiropráctico! Jugaba fútbol, baloncesto y béisbol, y tuvo el honor de jugar como estudiante de primer año para los Witches en el primer equipo de fútbol que tuvieron en Greenwich High School.

Sabiendo que quería ayudar a la gente, el Dr. Chad se dirigió a Vermont y Castleton State University, donde finalmente obtuvo una licenciatura (bachelor of science) en Medicina Deportiva, con una concentración en Entrenamiento y Rehabilitación Atlética. Cuando jugaba béisbol en la universidad, el Dr. Chad sufrió una lesión a su hombro que nadie parecía saber cómo ayudar o mejorar. Ya que quería evitar la cirugía, el Dr. Chad tomó el consejo de su entrenador atlético de ir a ver a un quiropráctico. Viajaba a su hogar para recibir tratamientos con el Dr. Dean, y luego empezó a ver a otro quiropráctico más cercano a su escuela. Por fin, empezó a ver y sentir una mejoría, y se inspiró para tomar su pasión por el entrenamiento y la rehabilitación atlética, y combinarla con un título en quiropráctica, lo cual continuaría en New York Chiropractic College (NYCC).

El Dr. Chad descubrió su don natural de ayudar a las personas relacionar las cosas, y enseñó algunos cursos sobre la radiología y rehabilitación en NYCC. Como estudiante, también enseño algunas clases sobre ajustes a lo largo de sus estudios. Con el tiempo, el Dr. Chad también completó los requisitos necesarios para certificarse como Entrenador Atlético, y —a través de Palmer College of Chiropractic y el ACBSP— se reconoció como Médico Quiropráctico de Deportistas Certificado.

Fue su conexión con el Dr. Dean los que le abrió la puerta a completar sus prácticas, y después le dio la oportunidad de quedarse y ejercer su profesión en Keith Clinic en Charlotte. Siempre ha sido un placer para el Dr. Chad dar el tratamiento para lesiones de la columna vertebral o atención para el bienestar para mejorar el rendimiento, no sólo a sus pacientes, sino también a los participantes de todo deporte y actividad: desde los profesionales al atleta de fin de semana. Cree que la gente merece poder vivir de la manera que deseen sin tener que estar limitada por su dolor. El Dr. Chad está convencido de que la atención quiropráctica puede ayudar a los deportistas recuperarse de las lesiones más rápido, y a la vez ayudar al cuerpo evitar las lesiones durante el esfuerzo físico o la actividad en general.

«Pienso que hay un tiempo y lugar para la medicina. Pienso que la quiropráctica es una pieza del rompecabezas en el campo de la medicina y el cuerpo sano. Somos una parte del rompecabezas que quizá no encaja con el modelo médico, pero también vamos a un paso más allá de los otros especialistas en rehabilitación, como los fisioterapeutas o entrenadores atléticos —a pesar de ser capacitados y competentes—, porque no manipulan. He visto algunas cosas espectaculares cuando la medicina no ha tenido éxito; el estiramiento no ha mejorado la flexibilidad, el fortalecimiento no ha funcionado, pero los ajustes afectan al cuerpo de una gran manera».

El Dr. Chad tiene el título de Director de Rehabilitación en Keith Clinic. Cree en el poder de la rehabilitación y en realidad cree en orientar a los pacientes sobre cómo cuidarse a sí mismos a largo plazo. Está certificado en la técnica Graston, un método revolucionario de movimiento con instrumentos de los tejidos blandos, diseñado para mejorar el tiempo necesitado para rehabilitar las lesiones crónicas y agudas a los tejidos blandos. Se concentra en el ajuste Diversificado y, cuando sea necesario, la técnica Activador. En 2014, el Dr. Chad se certificó por LightForce por su competencia en la terapia de láser térmica para tejidos profundos, lo cual puede ayudar a curar desde el nivel celular.

El Dr. Chad está orgulloso y muy agradecido por ser reconocido como el proveedor quiropráctico oficial de los Charlotte Horntets (NBA) y los Charlotte Checkers (AHL). «Como quiropráctico, sé cómo se siente. Sé lo que es ser entrenador atlético y, a menor grado, recuerdo cómo era ser deportista y cómo se siente cuando uno no puede jugar porque el cuerpo no está funcionado lo mejor que pueda». El Dr. Chad entiende que para el deportista, su cuerpo es como su profesión. Si su cuerpo no puede funcionar lo mejor que pueda, está limitado. «Nuestros esfuerzos, en combinación con los entrenadores y cualquier otro especialista, ayudan al jugador mantenerse en la cancha o el hielo».

La parte favorita del Dr. Charlotte de vivir en Charlotte es como uno puede ir a la playa o a las montañas en un instante. También le encanta el clima, que le permite jugar golf diez meses al año. En su tiempo libre, le gusta trabajar en su césped y asistir a eventos deportivos locales. Es un ávido aficionado de los Charlotte Checkers y los Hornets, pero siempre permanecerá fiel a sus Giants y Mets de Nueva York.

Datos interesantes sobre el Dr. Chad

  • Comida favorita: Carne, pollo y pescado
  • Restaurante favorito en Charlotte: Duckworth’s y Del Frisco’s
  • Cita favorita: «Siempre perderás el 100% de los tiros que nunca lanzas».

Locations